Lima. El crecimiento de la economía peruana se acelerará a 5% en el segundo semestre del año, impulsada por los sectores minería, manufactura y construcción, proyectó el banco de inversión Credit Suisse.

"Prevemos un crecimiento de 4,3% para el Perú en el 2014, pronóstico que supone un crecimiento anual promedio de 3,3% en el primer semestre del año y una aceleración hacia 5% en el segundo semestre", anticipó.

El economista para Perú del banco de inversión Credit Suisse, Juan Lorenzo Maldonado, indicó que para que esto suceda los sectores de la minería, manufactura y construcción tendrán que contribuir más al crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI).

Refirió que estos sectores han sido los de más bajo dinamismo hasta mayo y muestran una menor contribución al PBI en relación al 2013.

Asimismo, manifestó que, desde el lado de la demanda, una recuperación de la inversión del sector privado será fundamental.

En términos anuales, la economía creció a un ritmo promedio de 3,6% hasta mayo y se prevé una expansión de 1,9% en el segundo trimestre del 2014, anotó.

El analista sostuvo que el bajo desempeño del sector minero desde marzo está relacionado con problemas de suministro secundarios, así como la demanda externa.

"Sin embargo, se espera que la producción minera se fortalecerá en los próximos meses, pues los nuevos proyectos empiezan a operar a pleno rendimiento", previó.

Maldonado afirmó que también son optimistas respecto a la mejora del rendimiento en el sector de la construcción en el Perú.

"Los datos para la construcción fueron ligeramente alentadores, mostrando la tasa de crecimiento mensual más alta desde julio del 2013, aunque la expansión anual se mantienen por debajo de sus promedios de mediano plazo", observó.

Consideró que una aceleración en el gasto público probablemente apoyará las obras civiles en el segundo semestre del año.

El economista refirió que pese a la menor dinámica económica del país, la agencia de riesgo Moody’s Investors Service elevó la calificación soberana del Perú a A3, un ascenso de dos grados.