Shanghái. La economía de China se desaceleraría para expandirse a un tasa anual del 7% en el primer trimestre del año, dijo un importante centro de estudios del país, una señal de que las autoridades tendrán que desplegar más estímulos para apoyar al tambaleante crecimiento.

La estimación del Centro de Información del Estado resaltó la lógica de la medida tomada el sábado por el banco central chino de reducir las tasas de interés por segunda ocasión en menos de cuatro meses, a medida que intensifica sus esfuerzos para evitar una deflación.

"El crecimiento económico de nuestro país aún enfrenta presiones a la baja relativamente fuertes en medio de los ajustes estructurales", aseguró el centro de estudios en su reporte de investigación publicado el lunes en el oficialista China Securities News.

"Como tal, (la economía) continuará buscando fondo en el primer trimestre del 2015 y preliminarmente se pronostica que crecerá alrededor del 7% en el trimestre", agregó.

El centro de estudios opera bajo el ámbito de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el máximo ente de planeamiento económico chino.

La expansión económica de China se mantuvo estable en un 7,3% en el cuarto trimestre del 2014 frente al mismo lapso del año previo, pero aún se mantuvo cerca de su ritmo más débil desde la crisis financiera global, lo que refuerza las expectativas de que las autoridades deberán desplegar más medidas de apoyo para evitar una desaceleración más pronunciada.

El índice de precios al consumidor se incrementaría sólo un 1,2% en tasa anual en el primer trimestre del 2015, frente al 2% del año previo, aseguró el centro de estudios.