Beijing (Xinhua). Zhang Ping, ministro de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, dijo este miércoles que el crecimiento económico de China se está estabilizando a un ritmo lento ante las políticas y medidas macroeconómicas del gobierno.

Zhang afirmó durante la sesión bimestral del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN), el máximo órgano legislativo de China, que el gobierno continuará una política financiera activa y una política monetaria prudente en lo que resta del año.

"La situación actual muestra que las políticas y medias del gobierno han sido efectivas. El crecimiento económico se está estabilizando a un ritmo lento", dijo Zhang cuando comentó sobre el desempeño de la economía del país en el primer semestre del año.

El producto interno bruto (PIB) de China registró un crecimiento interanual de 7,8% en el primer semestre de 2012, y un crecimiento de 8,1% en el primer trimestre y de 7,6% en el segundo.

En marzo, en su informe sobre la labor del gobierno presentado a la APN, el primer ministro Wen Jiabao estableció como meta un crecimiento del PIB de 7,5% para 2012.

Zhang explicó que las políticas y medidas gubernamentales efectivas incluyeron la reducción de las tasas de interés en dos ocasiones y la oferta de asistencia financiera especial para empresas pequeñas y medianas para ayudarlas a superar las dificultades de operación.

El funcionario dijo que la demanda especulativa y de inversión se ha controlado debido a las políticas de control gubernamental impuestas sobre el mercado inmobiliario.

En julio, los precios de los nuevas viviendas comerciales registraron una disminución interanual en 58 de las 70 principales ciudades chinas, dijo.

Los aumentos de precios han continuado desacelerándose desde principios del año como resultado de la mejora en las relaciones entre oferta y demanda y por la caída en los precios de algunos productos a granel en el mercado internacional, agregó.

Zhang indicó que los ingresos públicos del gobierno en los primeros siete meses del año superaron los 7,44 billones de yuanes (US$1,14 billones), un aumento interanual del 11,6%.

La máxima legislatura de China empezó su sesión bimestral el lunes. El alto funcionario presentó un informe sobre la puesta en marcha del plan nacional de desarrollo económico y social a principios de este año durante la sesión de la APN.

El ministro sostuvo que el desarrollo económico y social de China todavía se enfrenta a un ambiente complicado, y añadió que los factores inciertos podrían crear nuevas adversidades, por lo que continuarían las dificultades económicas.

Por otro lado, el alto funcionario dijo que los fundamentos económicos de China están en buena forma, ya que la demanda interna tiene un gran potencial y existe un margen suficiente para que el gobierno adopte políticas de control macroeconómico.

En su informe, Zhang se refirió a un pronóstico hecho por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a mediados de julio que estableció el índice de crecimiento económico mundial para este año en 3,5%, 0,1 puntos porcentuales menor que el pronóstico del FMI en abril.

"A partir de esa tendencia, no debemos ser optimistas sobre la situación de las exportaciones en el futuro porque la demanda externa debilitada no cambiará en el corto plazo", dijo Zhang a los legisladores.

Los crecientes costos de producción y la caída en los precios del productor agravarán la presión sobre las empresas, advirtió.

Las prioridades del gobierno chino en la economía en el segundo semestre serán ampliar la demanda interna, garantizar la producción agrícola, mantener los precios estables y continuar suprimiendo la especulación en el mercado de bienes raíces.