La ministra coordinadora de la Política Económica, Jeannette Sánchez, indicó este martes que "el crecimiento económico del 2011 habría crecido en un 9% frente al 2010". Así lo indicó en un análisis de rendición de cuentas de las diferentes instituciones públicas.

La evaluación corresponde a los flujos de la economía macroeconómica, balanza exterior y política fiscal, financiera y comercial, correspondientes a 2011. En el mercado laboral se observa una menor tasa de desempleo, que a escala nacional es del 4,2%.

El sector fiscal cerró el año pasado con un déficit de 1% del Producto Interno Bruto (PIB), es decir -US$656 millones. “Es un déficit manejable y nos ha permitido hacer apuestas en inversión”.

La deuda pública de 2011 equivale al 22,1% del PIB. “Esto nos coloca muy por debajo del promedio de endeudamiento de América Latina que es el del 30,8%”. A esto se suma la disposición del Gobierno de mantenerse debajo del 40%.

En cuanto a la recaudación de los ingresos no petroleros el Estado subió más de tres puntos. Pero en tanto, la recaudación de la contribución tributaria efectiva cerró en el 2011 14,5% con respecto al PIB. Otro incremento ha sido en el área de los impuestos directos, aumenta siete puntos desde el 2006. El ministerio de Finanzas tiene un saldo promedio de la caja fiscal 759, en el 2011.

La funcionaria expresó, además, que la Corporación Financiera Nacional (CFN) invirtió US$581 millones en el desarrollo de sectores de software, petroquímico, calzado, bioquímica, turismo, hardware, transporte, logística, entre otros.

A esto se suma la creación del Fondo Nacional de Garantías, creado en el 2011, que empezó con seis millones de dólares y “se va a capitalizar para que se pueda apostar a sectores vanguardistas”.

En el caso del Banco de Fomento, ha cambiado su nicho; ahora se dirige al desarrollo del sector productivo pequeño. Entre ellos agropecuarios, turismo, comercio, servicio, pequeña industria y artesanías. La entidad ha entregado US$40 millones y ha beneficiado a 160 mil personas.

El Banco Ecuatoriano de la Vivienda concedió US$103,67 millones en créditos, ayudando a 14,527 soluciones habitacionales. Además, en Ciudad Victoria ha comenzado la construcción de 9,127 viviendas y en el proyecto Si Mi Casa se han financiado 1,744 casas.

El Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS) ha entregado US$766 millones en créditos hipotecarios y en préstamos quirografarios ha entregado US$958 millones.