Lima. El crecimiento económico del Perú se mantiene alrededor de 3% del Producto Interno Bruto (PIB), según el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima, afectado por el ambiente político que se vive en el país.

Esta cifra es un punto porcentual menor a lo previsto por el último informe de perspectivas económicas emitido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para este año y del propio Banco Central de Reserva (BCR).

“La crisis política ha impactado la economía, particularmente vía la nula o limitada evolución de la inversión tanto pública como privada, quedando sólo el positivo contexto externo como lo único favorable. A ello se sumó el inexplicable aumento de la remuneración mínima que coadyuva al incremento de la informalidad empresarial y laboral", afirmó César Peñaranda, director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la CCL.

Añadió que "esta incertidumbre en gran medida se ha atenuado con los cambios recientes de Presidente y Gabinete Ministerial, y un ambiente al parecer más positivo entre el Ejecutivo y el Congreso, lo que abre un moderado optimismo de retomar la dinámica económica. En este contexto puede aún esperarse que la economía crezca al menos un punto porcentual más que el 2017”.

No obstante, esta tasa es aún baja para lo que requiere el país, es casi el 50% de lo que crecía el Perú la década pasada y de la que muestran actualmente muchos países emergentes a nivel mundial.

 

César Peñaranda, Director Ejecutivo del IEDEP, manifiesta que “la tasa actual de crecimiento que mantiene el país (3%) es insuficiente para disminuir los índices de pobreza, generar la cantidad de empleos adecuados, incrementar los ingresos y mejorar el bienestar del país. Anualmente se incorporan al mercado de trabajo 270 mil trabajadores a los que hay que ofrecer oportunidades de empleo y para lo cual la economía debe crecer no menos del entorno del 4%, tasa además necesaria para lograr reducir la pobreza y progresivamente el subempleo y la informalidad laboral. A la par con enfrentar la coyuntura es indispensable aplicar políticas e introducir reformas que pongan al país en la ruta hacia alcanzar los niveles de un país del primer mundo”.

Perspectivas económicas rumbo al Bicentenario. Precisamente estos temas serán abordados en el XII Foro Internacional de Economía QVP2018, con el título de “Escenarios económicos y empresariales al 2021: El Perú puede y debe crecer a tasa alta”, que realizará el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) el próximo 18 de abril con ocasión del 130 aniversario de la Cámara de Comercio de Lima.

Además se tratarán los aspectos vinculados a la aspiración del Perú de integrarse a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), al que pertenecen Chile y México y próximamente Colombia, socios de la Alianza del Pacífico. Complementariamente se examinará el impacto que tendrá la llamada IV Revolución Industrial sobre un país emergente como el Perú. Temas estos de enorme importancia para el empresariado peruano.

Participarán expertos nacionales e internacionales para analizar escenarios económicos y empresariales nacionales, partiendo de la actual situación económica y examinando escenarios futuros para desarrollar estrategias y propuestas sobre lo que debe hacerse y, en especial lo que debe priorizar el nuevo gobierno, para enfrentar la coyuntura y poner al país de cara al bicentenario de la República en la ruta hacia el primer mundo.