Montevideo. El ministro de Economía de Uruguay, Danilo Astori, dijo este jueves que el dato de crecimiento interanual de la economía de 2,5% en el segundo trimestre de 2018 ahuyenta los augurios de recesión de algunos analistas.

Astori destacó que la suba del Producto Interno Bruto (PIB), de 0,2% frente al primer trimestre, se logró en un contexto regional adverso y pese al efecto de una sequía que impactó en la producción agropecuaria.

"Es una cifra muy positiva" porque se dio en un periodo abril-junio con una sequía que golpeó al campo y por la crisis en Argentina, afirmó Astori en declaraciones al servicio de prensa del gobierno.

"Se trata de un crecimiento modesto, pero que nos demuestra que, aun en circunstancias difíciles, el país no ha dejado de crecer", sostuvo al comentar el informe de Cuentas Nacionales difundido esta tarde por el Banco Central (BCU).

La economía acumula en el primer semestre una expansión de 2,4%, algo por debajo de la proyección oficial de 2,5% para el 2018.

Opinó que "si en las circunstancias más difíciles que hemos tenido no ha habido recesión o estancamiento, siempre se creció, aun en términos modestos no habrá recesión en los tiempos que vendrán, como hemos escuchado de algún pronóstico reciente".

El ministro subrayó que en la expansión del PIB contribuyeron el consumo y una recuperación de los niveles de inversión, principalmente en el sector público.

"Esto importa mucho, porque estamos trabajando intensamente para que la inversión se recupere, porque es un camino estructural, duradero, genuino, de crecimiento de la actividad y generación de empleo", resaltó.

La economía acumula en el primer semestre una expansión de 2,4%, algo por debajo de la proyección oficial de 2,5% para el 2018.

El PIB de Uruguay creció un 2,7% en 2017, impulsada por el consumo y las exportaciones, y completó 15 años de crecimiento ininterrumpido.