EE.UU. El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que Ecuador decrecería en 1,6% este año. Aunque se trata de una cifra negativa, la actual previsión de abril establece un mejor panorama que el calculado antes de las elecciones presidenciales y que era de una caída de 2,7%. Las cifras fueron publicadas en la última edición del Panorama Económico Mundial.

De acuerdo a ese estudio, solamente Ecuador (-1,6%) y Venezuela (-7,4%) presentan previsiones negativas de crecimiento, según el organismo multilateral.

Con base a un análisis de la consultora económica Plan A Consulting, el FMI espera que el mundo crezca 3,5% en el 2017, mientras que el PIB total de la región se expandiría tan solo un 1,1%.

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, aseguró que la situación más crítica en la región es la de Venezuela, cuyo PIB caería 7,4% este año.

Werner explicó que el FMI prevé que Venezuela continúe en una profunda recesión y camino hacia la hiperinflación. “La grave crisis humanitaria que está en curso se ve complicada por el empeoramiento de la pobreza, el colapso del sistema de salud, crecientes preocupaciones en materia de seguridad y un éxodo cada vez mayor de gente a países vecinos”, dijo el experto.

En un documento divulgado ayer en el sitio web del Fondo, Werner señaló que las perspectivas para la región han mejorado por “un leve repunte de la demanda de países de importancia clave, y una cierta recuperación de los precios de las materias primas”.

Sin embargo, ese escenario se ve contrarrestado con una débil recuperación de la demanda interna “en vista de la incertidumbre acerca de las futuras relaciones con Estados Unidos en el caso de México, y a los escándalos de corrupción en otros países”.

Según Werner, para el 2018, la economía de la región tendría un mejor desempeño que alcanzaría un 2% de crecimiento del PIB.