El Producto Interior Bruto de las economías que forman parte del G-20 ralentizó su crecimiento en el cuarto trimestre de 2012 hasta 0,5%, una décima menos que en el anterior, según una encuesta elaborada por los principales organismos mundiales.

En el conjunto del ejercicio 2012, las economías del G-20 crecieron 2,8%, un punto menos que en 2011, cuando su Producto Interior Bruto aumentó 3,8%, según publicó la agencia de noticias Europa Press.

La encuesta publicada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ofrece datos del PIB del conjunto del G-20 que siguen ocultando los "divergentes patrones" de crecimiento que existen entre las principales economías del mundo.

En concreto, destaca que los cuatro países europeos que forman parte del G-7 registraron una caída del PIB en los tres últimos meses del año: Italia, 0,9%; Alemania, 0,6%; y Francia y Gran Bretaña, 0,3%.

Por el contrario, en los otros tres países del G-7 el crecimiento se mantuvo estable, como demuestra el estancamiento de la economía japonesa y la estadounidense, o registró tasas positivas de crecimiento, como fue el caso de Canadá, cuyo PIB aumentó 0,2%.

Entre el resto de las economías del G-20, India, México, Corea, Brasil y Sudáfrica registraron un crecimiento económico mayor en el cuarto trimestre de 2012 respecto a los tres meses anteriores, mientras que en Australia, Indonesia y China el PIB se mantuvo en general estable.

Comparado con el mismo trimestre de 2011, el crecimiento del PIB en el conjunto del G-20 se ralentizó hasta 2,4%.

En esa comparación, China es el país que más creció (7,9%) e Italia el que más se contrajo (2,8%).