Londres. La actividad manufacturera de la eurozona subió en julio, pero el crecimiento se debió prácticamente en su totalidad a Alemania, mientras que otros países del grupo no lograron mantener el ritmo, según datos publicados este lunes.

El índice de gestores de compra manufacturero, una medida de la actividad basada en encuestas a 3.000 compañías, subió a un máximo de tres meses de 56,7, frente a 55,6 en junio, dijo la firma de información financiera Markit.

El dato final estuvo ligeramente por encima tanto del dato preliminar como del consenso de los economistas sondeados por Dow Jones Newswires, que preveían 56,5.

De este modo, el PMI manufacturero de la eurozona ha estado por encima del nivel de 50, que marca la expansión, durante los últimos 10 meses.