Lima. Credicorp Capital elevó su proyección de crecimiento del PIB para el 2018 de 3,5% a 3,8%, debido a la fuerte expansión que la economía peruana registraría en el segundo trimestre del año (cercana al 5%), principalmente en abril (7,81%).

Indicó que esta revisión al alza se da en un escenario de indicadores más altos a los esperados, lo cual haría que el primer semestre del año crezca cercano al 4%.

Entre enero y mayo de este año el volumen de importaciones se expandió a dos dígitos, principalmente bienes de capital sin materiales de construcción (16%) y bienes de consumo duradero (10%).

Asimismo, el consumo interno de cemento creció más de 8% en abril y mayo de este año, el mayor ritmo en casi cinco años; y entre enero y mayo la recaudación de IGV aumentó 11% en términos reales, el mayor incremento de dicho periodo desde el 2011.

“Así, en este contexto de rebote más robusto de lo esperado, elevamos nuestra proyección de crecimiento del PBI en 2018 de 3,5% a 3,8%”, subrayó. 

Crecimiento abril. De otro lado, destacó que la actividad económica creció 7,8% en abril, la mayor tasa en 5 años, y sorprendió positivamente al consenso de analistas de Reuters: 6,8%. 

El consumo interno de cemento creció más de 8% en abril y mayo de este año, el mayor ritmo en casi cinco años; y entre enero y mayo la recaudación de IGV aumentó 11% en términos reales, el mayor incremento de dicho periodo desde el 2011.

Explicó que esta cifra se benefició de una base comparativa favorable (en abril del 2017, el crecimiento fue solo 0,4%) y dos días laborables adicionales ya que los feriados de Semana Santa se dieron en marzo último.

De igual modo, resaltó que la economía peruana en términos desestacionalizados (según información del INEI) volvió acelerarse al pasar de una expansión de 0,7% en marzo a 1,8% en abril.

Reportó que en el cuarto mes del año se mantuvo el buen dinamismo tanto en sectores primarios como no primarios.

La producción en sectores primarios creció a tasas de dos dígitos por primera vez en 15 meses (cerca de 11%) El resultado reflejó el fuertecrecimiento en el sector pesca (81,2%) y su impacto en la industria manufacturera de recursos primarios (41,2%, máximo en 11 meses). 

En contraste, el sector minería e hidrocarburos desaceleró su crecimiento de 5,3% en marzo a 1,1% por una caída en la producción minera (-0,5%) que fue contrarrestada por la mayor producción de hidrocarburos (10,9%). 

Asimismo, la producción en sectores no primarios creció cerca de 7%, la mayor tasa en cinco años. La construcción pasó de no crecer en marzo a expandirse 10,6%, máximo en 6 meses.

En tanto, el sector comercio creció 4,9%, el ritmo más alto en 46 meses; el avance del sector servicios superó el 5% luego de 26 meses, y la manufactura no primaria rebotó hasta 12,4%.