Washington. Los estadounidenses aumentaron en septiembre su nivel de endeudamiento por primera vez en ocho meses.

El crédito de consumo vigente ascendió en septiembre a una tasa anual ajustada por factores estacionales del 1,1%, o US$2.100 millones, a US$2,412 billones, informó la Reserva Federal.

Las cifras del mes previo fueron revisadas a un descenso de US$4.900 millones. La Fed había estimado inicialmente que el crédito de consumo había caído US$3.300 millones en agosto.

En general, la caída en los créditos de consumo fue mayor a la esperada por Wall Street, que sugería un descenso de US$3.000 millones en el crédito de consumo del mes.

El informe sobre el crédito de consumo no incluye cifras sobre los préstamos hipotecarios u otros préstamos garantizados en el sector de bienes raíces.

El crédito no renovable, que incluye en su mayoría préstamos para adquirir autos, matrículas y vacaciones, entre otros, aumentó en US$10.400 millones a US$1,598 billones.

El crédito renovable, que refleja mayormente el financiamiento a través de tarjetas de crédito, disminuyó en US$8.300 millones a US$813.900 millones. Para agosto se publicó una cifra no revisada de una caída de US$5.000 millones. La deuda con tarjetas de crédito ha caído por más de un año y la última vez que aumentó fue en agosto del 2008.