Brasilia/ Sao Paulo. Los préstamos impagos en Brasil aumentaron a su mayor nivel en 17 meses en julio, en una nueva muestra de que el alza de tasas de interés y la desaceleración económica perjudicaron la solvencia de consumidores y empresas del país.

Los préstamos impagos por 90 días o más subieron a un equivalente al 5,2% de los créditos en circulación en julio, desde un 5,1% del mes anterior, dijo este miércoles el Banco Central.

El nivel es el más alto para el indicador, conocido como la tasa de morosidad, desde la lectura del 5,3% de febrero del 2010.

El alza de los incumplimientos tuvo lugar junto a un declive en el ritmo de la entrega de crédito en Brasil el mes pasado, según el informe.

Los créditos en circulación del sistema bancario brasileño aumentaron 1,1% en julio frente a junio, sumando 1,854 billones de reales (US$1,16 billones), añadió el reporte.

La entrega promedio diaria de créditos cayó en julio a su menor nivel desde febrero, debido a que las medidas del gobierno para restringir el crédito a los individuos y las alzas de tasas de interés del Banco Central contuvieron la fuerte demanda por préstamos de consumo, hipotecarios y de capital de trabajo.

La tasa promedio anual cobrada por préstamos tanto para individuos como para empresas subió a 39,7% desde 39,5% en junio y 34,6% hace un año, añadió el informe del Banco Central.