Madrid. El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha considerado este jueves que "el episodio de inestabilidad cambiaria" en el que está inmersa Argentina, no cambiará la situación del país, cuya economía muestra varias fortalezas como un crecimiento "aceptable" en 2013 o un bajo nivel de desempleo.

Botín ha hecho esta consideración durante la rueda de prensa de resultados del Banco Santander correspondientes a 2013, y después de que varios países emergentes, sobre todo, Argentina, estén sufriendo en los últimos días una depreciación de su moneda.

Una situación que se ha visto reflejada en los mercados, que según Botín, han tenido una respuesta "exagerada".

En este sentido, Botín ha considerado que la economía argentina cuenta con fortalezas ya conocidas, como el crecimiento "aceptable" obtenido en 2013, un sector privado poco endeudado, un bajo nivel de desempleo, o una producción agrícola récord en 2014.

Así, con todo ello, ha considerado que el episodio de devaluación de la divisa argentina que se está produciendo en los últimos días no debería cambiar su situación anterior.

Y máxime, ha añadido Botín, "teniendo en cuenta la buena situación de solvencia y calidad crediticia de las principales entidades financieras".

Al respecto de este país, donde el banco está presente, Botín ha explicado que la entidad no se va de allí porque "están muy contentos".