Santiago. La crisis de deuda de Europa y las tensiones financieras de bancos europeos continúan siendo las mayores amenazas a la estabilidad financiera chilena, señaló el banco central chileno en su Informe de Estabilidad Financiera del primer semestre.

El país está preparado para enfrentar dichos riesgos por su sólida solvencia y altos niveles de liquidez, indicó el banco. "La posición de solvencia y liquidez de la economía chilena durante los últimos meses sigue siendo favorable, aún cuando la deuda externa total ha aumentado", agregó.

Entre los mercados emergentes, Chile cuenta con una de las más bajas primas de riesgo por incumplimiento.

Pese a la incertidumbre financiera en la zona del euro, Chile mantiene su acceso al financiamiento internacional, recordó el banco.

El informe mostró que los nuevos créditos a empresas fluctuaron cerca del mismo nivel que el antes del inicio de la crisis hipotecaria internacional en octubre de 2008. El sector privado del país registró un flujo neto de deuda de US$456 millones durante el primer trimestre de 2010.

"No hay evidencia de un impacto de las turbulencias externas en los volúmenes o tasas de interés del mercado monetario, ni en las tasas de los instrumentos de deuda pública", informó el banco.

Sin embargo, el 41% de los créditos extranjeros a bancos y el 57% de los créditos extranjeros a empresas en Chile hasta marzo provinieron de la zona del euro, señala el informe.

Estos niveles de endeudamiento europeo todavía presentan un riesgo para la economía chilena, informó la autoridad monetaria. A marzo, la deuda externa representaba el 43% del producto interno bruto, señaló el informe.

"Existe el riesgo de que las condiciones de acceso al financiamiento externo se vean afectadas negativamente si se profundizan los problemas financieros de Europa", informó el banco.

Terremoto. Dentro de Chile, todavía se sienten algunos efectos del terremoto de febrero, aunque el banco informó que son limitados. El endeudamiento de vivienda se expandió durante 2009, pero a tasas relativamente bajas.

"La posición financiera de los hogares se ha fortalecido en términos de endeudamiento, comparándose favorablemente con la observada en los años previos a la crisis subprime", informó el banco central.

Los mercados financieros locales de Chile se mantienen relativamente estables a pesar del clima financiero internacional, añadió el banco central.

El índice local IPSA de acciones líderes acumula un avance nominal del 6,7% este año a fines de mayo, el final del período de tiempo que cubre el informe.

"La bolsa chilena ha exhibido un mejor desempeño relativo a las bolsas de otras economías emergentes", señaló el informe.