Sao Paulo. La crisis en la zona euro no afectará el crecimiento económico de Brasil en el 2010, aunque las exportaciones del país hacia la Unión Europea tardarán más en recuperarse, dijo este viernes el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

"El comercio mundial va a reaccionar de forma más lenta, entonces vamos a tener que esperar más tiempo para aumentar las exportaciones hacia la comunidad europea. Hoy Brasil está creciendo en función de nuestro mercado interno", sostuvo.

En las últimas semanas ha cundido la inquietud en los mercados globales debido al temor de que la crisis de deuda soberana de Grecia pueda propagarse a otras economías europeas.

El Parlamento griego respaldó este jueves un plan de austeridad, pero las tomas de ganancias aumentaron en los mercados globales después que el Banco Central Europeo dijo que no había considerado comprar bonos del Gobierno para mitigar la crisis de deuda de Grecia.

El mercado local ahora prevé que la economía de Brasil crecerá un 6,06% en 2010, según el más reciente sondeo semanal Focus del Banco Central.