Santiago. El impacto de la contingencia sanitaria por el coronavirus en la economía chilena hace necesario mantener un elevado impulso monetario por un período prolongado, reveló este jueves el Banco Central en la minuta de su más reciente reunión.

El organismo rector decidió a finales de marzo rebajar en 50 puntos base su Tasa de Política Monetaria (TPM) al 0,5%, lo que considera su mínimo técnico.

"Todos los Consejeros concordaron en que además de reducir la TPM, era esencial entregar una clara señal de que esta expansividad de la política monetaria se mantendría por un período prolongado", contempló la minuta.

Además, la medida "debía ir acompañada de medidas no tradicionales de apoyo a la liquidez y de impulso al crédito", agregó.

Además del ajuste en la TPM, el banco ha lanzado una serie de medidas de flexibilidad para el mercado financiero y ha prometido seguir usando instrumentos de estímulo en caso de ser necesario.

La decisión unánime de recorte siguió a una rebaja de 75 puntos base acordada a mediados de marzo en una reunión extraordinaria.

El mercado apuesta que la TPM permanezca en el 0,5% por algunos meses.