La presidenta Cristina Fernández envió un mensaje a los dirigentes empresarios y sindicales: "No hay mejor manera de cuidar las fuentes de trabajo que asegurar los puestos de trabajo", aseguró.

Fernández afirmó que el país necesita "empresarios con responsabilidad social" y aseguró que "de nada sirve la producción si no hay ciudadanos que puedan comprar" esos productos.

"Sepan que siempre voy a estar del lado de los que quieren agregar valor porque necesitamos empresarios con responsabilidad social, que sepan que hay que tener rentabilidad pero que los beneficios deben llegar a toda la sociedad", expresó.

La mandataria se pronunció así en un acto en Tierra del Fuego, donde advirtió que su gobierno seguirá insistiendo en una de sus políticas más firmes que es la "demanda agregada".

Fernández afirmó que no se cumplieron "todos los pronósticos, presagios y profecias de que las cosas nos iban a ir torcidas y mal" con la ley de software "y está inaguración muestra que no es así".

En ese marco, recordó que "hubo una formidable campaña mediática de que iban aumentar los precios, y eso no fue así".

Además, afirmó que la planta de Newsan S.A., que está inaugurando, "no es una fábrica cualquiera, es una fábrica de productos que antes se importaban en su totalidad en la Argentina".

"Importábamos trabajo extranjero", sostuvo la Presidenta, quien destacó que "NewSan en 2009 tenía 478 empledos y hoy tiene más de 3.500" y enfatizó que "los chicos se quedan a trabajar en los lugares donde nacieron, no es poca cosa".

La mandataria aseguró que "hoy estamos haciendo algo más que inaugurar la ampliación de una planta", ya que constituye "el proyecto industrial más importante de Tierra del Fuego".

Cristina recordó que esta planta "fue cerrada en 1997 y permaneció clausurada durante 15 años" y recordó que en realidad lo que "permaneció clausurada fue la industria argentina durante 15 años".