La presidenta Cristina Fernández volvió a pronunciarse en contra de la nota de las calificadoras de riesgo hacia el país y aseguró que "la Argentina cumple rigurosamente sus compromisos", sin acceso al financiamiento de capital internacional.

Durante la 59 Convención de la Construcción, la presidenta sostuvo que "sin acceso a los mercados de capitales la Argentina cumple rigurosamente sus compromisos y sin embargo nos califican como economías de la periferia o emergentes, y quienes hoy están al borde de la quiebra tenían calificaciones muchos mejores que nosotros".

En este sentido, dijo que "se ve que los que calificaban no eran muy buenos", consideró.

"Tanta lección y tanto maltrato que hemos recibido", si bien "hemos demostrado que podíamos hacer las cosas", agregó.

"Lo importante-continuó-, es la voluntad, dirigida los intereses de la patria. No es una entelequia, la patria somos todos".

Cristina llamó a alentar las políticas de aumento de la demanda agregada para crecer al menos un 5%: "quisiera más pero creo que un cinco 5% estaría bien dadas las actuales condiciones internacionales", razonó.

En este sentido, subrayó la orientación de la política económica local, apuntando "fuertemente sobre el mercado interno, permitiendo que sectores más vulnerables tengan para consumir. Allí estamos apuntando y allí vamos a seguir apuntando", como así también al área de "infraestructura".

"En nombre de ese país que sufrió frustraciones, enfrentamientos, creo que tenemos que seguir haciendo un gran esfuerzo para poder seguir creciendo", dijo, al tiempo que alentó a todos los presentes a colaborar con la tarea: "sola no puedo", culminó.