Esta mañana el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer las cifras para el cuarto trimestre de la Oferta y Demanda Global de Bienes y Servicios.

Te dejamos lo más importante del reporte.

¿Qué mide? Es una manera diferente de reportar el Producto Interno Bruto (PIB). Mientras el primer reporte lo hace desde una desagregación sectorial, esta lo hace según los componentes del gasto: consumo privado, inversión de empresas, gasto del gobierno y sector externo.

Los datos del cuarto trimestre. Se confirman las cifras de crecimiento del PIB para el periodo, de 0,5% trimestral y 2,5% anual.

El consumo privado creció 0,9% en el trimestre y 3,5% en el año, mientras que el del gobierno lo hizo en 0,3% trimestral y 2,2% anual.

La inversión de las empresas fue menor en 1,1% respecto al trimestre anterior y 0,7% mayor con relación al mismo periodo del 2014.

Las exportaciones cayeron 0.5% en el trimestre y las importaciones lo hicieron en 0,8%; en comparación anual crecieron 5,1 y 2,4%, respectivamente.

Puntos relevantes. El consumo privado fue el principal motor de crecimiento en el cuarto trimestre, al contribuir con 2,4 puntos porcentuales a la tasa de crecimiento de anual de 2,5% del periodo. Le siguieron las exportaciones, que contribuyeron con 1,8 puntos, pero se ven afectadas por los 0,7 puntos que restaron las importaciones.

Destaca también que la inversión de empresas sólo contribuyó con 0,1 puntos. Y el consumo del gobierno se mantiene con una aportación poco importante con 0,2 puntos, similares a los niveles de los últimos dos años.

Durante todo el año el principal motor fueron las exportaciones (3 puntos), seguidas del consumo privado (2,1), la inversión de empresas (0,8) y el consumo del gobierno (0,3). Las importaciones restaron 1,7 puntos del total. En el año se creció 2,5%.

[[wysiwyg_imageupload:6628:]]

¿Bien o mal?. Que el consumo siga mostrando fortaleza es una buena noticia, en especial ante el entorno internacional adverso.

Los signos de preocupación son la desaceleración que la inversión de empresas tuvo en el cuarto trimestre del año, luego de mostrar tasas altas de crecimiento en el resto del año.

También es importante señala el freno en las exportaciones, que durante buen tiempo fueron el principal motor de la economía. Además, puede resultar contradictorio este comportamiento en un entorno de tipo de cambio alto, pero hay que recordar que buena parte de los insumos se importan, al ser México un país de transformación.

Finalmente, el consumo del gobierno y su contribución al crecimiento de la economía son muestra de la ineficiencia del gasto público que parece seguir enfocado en actividades operativas y no tanto en productivas.

Ante el entorno de incertidumbre global resulta evidente la importancia de desarrollar políticas que permiten fortalecer el mercado interno, una verdadera reingeniería del gasto e incentivos para la inversión de empresas.