El índice de precios al consumidor de la Ciudad de Buenos Aires, la capital de Argentina, registró en agosto una caída del 0,8%, ya que una orden judicial llevó a descontar un alza de tarifas de gas considerada previamente en el indicador, dijo el lunes el Ministerio de Hacienda municipal.

La Corte Suprema de Justicia argentina frenó a mediados de agosto un incremento en las tarifas de gas residencial y ordenó retrotraer los valores vigentes previos al aumento dispuesto por el Gobierno de Mauricio Macri.

El informe elaborado por la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad de Buenos Aires, señaló que, al tratarse de una orden retroactiva, se aplicó para todos los días del mes de agosto el cuadro tarifario de marzo.

"Si se excluye el impacto de la caída en las tarifas de gas por red, la variación del nivel general alcanza 0,9% mensual, marcando así una desaceleración respecto de los meses previos", dijo el informe.

La variación anual acumulada del índice de precios a agosto se ubica en un 31% y la medición interanual registra un incremento de 43,5%, según el reporte.

Los precios minoristas de Argentina subieron un 2% en julio, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El ente de estadísticas retomó en mayo la publicación de datos económicos, luego que fueron discontinuados en diciembre debido a sospechas de manipulación bajo el Gobierno anterior.