La inversión extranjera directa (IED) de los países de la Alianza del Pacífico (AP)- integrada por Perú, Chile, Colombia y México- registró una caída de 20,1% durante el 2016 respecto al 2015, con una captación de flujo por US$58.845 millones, informó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

"Estos resultados en gran parte se deben a la caída de los términos de intercambio y de la inversión asociada a dichos commodities. En el caso de Perú la menor IED responde básicamente a la culminación de megaproyectos mineros", manifestó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP-CCL.
 
El monto de inversión extranjera directa (IED) en el 2016 representa el 3,3% del PIB del bloque económico que conforma la Alianza del Pacífico, siendo México el país que concentra el 45,4% de la IED, seguido por Colombia (23,1%), Chile (19,8%) y Perú (11,7%).

El economista precisó que en este último año respecto al 2015, Colombia fue el único país de la AP que incrementó su flujo de IED de US$11.732 millones a US$ 13.593 millones (15,9%), mientras en el resto de países registraron disminuciones.

En el caso de Chile pasó de US$20.457 millones en el 2015 a US$11.650 millones en 2016 (-43,4%), le sigue México de US$33.181 millones a US$26.739 millones (-19,4%) y Perú de US$8.272 millones a US$6.863 millones (-17%).

Además, en los últimos cinco años la mayoría de países del bloque ha visto reducida la entrada de IED. "En Chile el ingreso de IED durante el 2016 fue el 40,9% de lo percibido en el 2012, en el caso de Perú fue el 58,2% y Colombia el 90,4%. Solo México logró en ese periodo una expansión importante de 211,2% en el flujo de IED", puntualizó César Peñaranda.