Pasar al contenido principal
¿Cuáles son los retos para la economía colombiana durante 2016?
Lunes, Febrero 22, 2016 - 14:14

Analistas consultados por Xinhua han coincidido, además, en que si se concreta el acuerdo de paz, la economía tendría un mayor desarrollo en regiones que hoy atrasadas por el conflicto armado.

La economía colombiana ha tenido un crecimiento rápido y una industrialización vertiginosa en los últimos ejercicios, lo que le ha permitido estar entre las principales naciones emergentes del mundo y, de esa forma, atraer inversión extranjera directa año tras año.

Analistas consultados por Xinhua han coincidido, además, en que si se concreta el acuerdo de paz, que actualmente negocia el gobierno del presidente Juan Manuel Santos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la economía colombiana tendría un mayor desarrollo en regiones que hoy atrasadas por el conflicto armado.

"Todas las administraciones de gobiernos anteriores han hecho todo lo posible para reducir la pobreza y disminuir la brecha de la desigualdad. Actualmente, hay una población colombiana con poder adquisitivo que surgió cuando se empezó a reducir la pobreza y la brecha de la desigualdad", explicó la economista Angela Castro en diálogo con Xinhua.

Según la experta, el país ha experimentado un cambio considerable. En la década de los 90 Colombia estuvo a punto de convertirse en un "Estado fallido" por cuenta del narcotráfico, pero pudo superar ese escollo gracias a la "institucionalidad" puesta en marcha por gobiernos de entonces. Luego llegó la lucha contra las guerrillas e igualmente se pudo mantener el régimen.

"Es por eso que algunos hablan del 'milagro colombiano', porque tuvo un crecimiento sostenido; por ejemplo: en 2013 creció un 4,3%, en 2014 fue del 4,6% y el año pasado fue de entre el 3,5% y el 4%", debido a la drástica caída de los precios internacionales del petróleo, agregó.

Entretanto, el analista Pedro Villamizar comentó a Xinhua que el Gobierno del presidente Santos ha tenido como una de sus prioridades mejorar la economía y, con ello, el bienestar de todos los ciudadanos. Pero la situación actual del petróleo y otros factores han impedido que se cumplan las metas programadas.

"La economía colombiana ha tenido unos logros de crecimiento envidiables a nivel mundial y es por eso que es uno de los principales países emergentes del mundo. Los últimos Gobiernos de corte neoliberal han realizado un buen trabajo en sus políticas económicas, que ha sido elogiado por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, entre otros", opinó Villamizar.

Diferentes medios de comunicación internacionales han destacado los logros de la economía colombiana, como el diario francés Le Figaro, que llamó a Colombia "el milagro económico de Suramérica". Asimismo, la revista británica The Economist presentó los logros que ha tenido el país andino para ser un reconocido país emergente.

Sin embargo, en el último año la caída que han tenido los precios de los hidrocarburos afectó el precio del dólar y este se ha revaluado a nivel mundial, afectando a toda la economía. Colombia tampoco está ajena a esta situación que se vive en los países emergentes.

"Al igual que muchas monedas en mercados emergentes, el peso colombiano sufrió una fuerte depreciación frente al dólar en 2015, tras caer casi un 25%. La inflación, en tanto, subió a casi siete por ciento al cierre del año, muy por encima del objetivo del Banco de la República de mantenerlo entre un 2% y un 4%", señaló Oxford Business Group en un informe.

"Para contrarrestar el alza en los precios, el Gobierno subió las tasas de interés 75 puntos en total durante todo el año, siendo la última vez en noviembre, cuando el Banco de la República elevó la tasa de política monetaria al 5,5%. Esto fue acompañado con un alza del siete por ciento del salario mínimo en diciembre, con el fin de apuntalar el poder adquisitivo local", añadía el documento.

Además, la economía colombiana afronta un año duro por cuenta del fenómeno del Niño, que trajo consigo una fuerte sequía que afecta a varios sectores, por los precios bajos del petróleo y por la devaluación del peso frente al dólar, que están haciendo que la economía del país andino sufra una fuerte desaceleración.

Autores

Xinhua