Los analistas del mercado financiero de Brasil elevaron una vez más su previsión de inflación para este año, de 9,15% a 9,23%, en la décimoquinta elevación consecutiva, de acuerdo con la encuesta Focus realizada entre las principales instituciones financieras, divulgada hoy por el Banco Central.

Si se confirma, la inflación de este año alcanzará el nivel más alto desde 2003, cuando se situó en el 9,3%. Los analistas mantuvieron estable su previsión para la inflación en 2016 en 5,4%.

La inflación debe superar este año el techo de la meta oficial, que es de 4,5% con dos puntos porcentuales de tolerancia, lo que determina un límite máximo de 6,5%.

A pesar de ello, la proyección para la tasa básica de interés Selic, el principal instrumento para controlara las tendencias inflacionarias, fue reducida de 14,5% a 14,25% a fin de 2015.

De esa manera, se espera que la Selic, actualmente en 13,75% anual, suba 0,5 punto porcentual en el curso de este año.

Para fines de 2016, la estimación de los analistas para la tasa de refencia se mantuvo estable en 12% anual.

El mercado redujo también su previsión para el Producto Interno Bruto (PIB), estimando una contracción que pasó de 1,7% a 1,76%.

Para 2016, la estimación para el PIB también es de un aumento de sólo 0,2%, ante 0,33% la semana pasada.

Si se confirma, el resultado de este año será el peor en 25 años, es decir desde 1990, cuando se registró una caída del 4,35%.

A finales de mayo, el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) informó que la economía brasileña registró una caída de 0,2% en el primer trimestre 2015.

La proyección del mercado financiero para el tipo de cambio a finales de 2015 pasó de 3,23 a 3,25 reales por dólar, y para fines de 2016 se mantuvo en 3,4 reales.

El pronóstico para el saldo de la balanza comercial en 2015 se mantuvo estable en 6.400 millones dólares, y para 2016 pasó de 14.000 a 14.890 mdd.

La proyección de entrada de la inversiones extranjeras directas pasó de US$66.250 a US$66.700M, y para el año próximo continúa en US$65.000M.