De acuerdo con estimaciones del Banco Mundial, se necesitan crear unos 600 millones de puestos de trabajo para el año 2030 solo para sostener el vertiginoso ritmo de crecimiento poblacional y evitar que millones de personas caigan en la pobreza.

Así lo expresa la meta 8 de los Objetivos de Desarrollo Sustentable que el mundo se ha propuesto para 2030: “Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos,” señala el BM en un reporte.

Según la ONU, reza el informe, se debe elevar el crecimiento del producto interno bruto en al menos un 7% anual en los países menos avanzados.

“La receta para esto, de acuerdo a los Indicadores de Desarrollo Mundial, se logra con un sector privado pujante que cree empleos de calidad y sustentables y mayores niveles de productividad económica mediante la diversificación, la modernización tecnológica y la innovación, centrando la atención en sectores de mayor valor añadido y uso intensivo de mano de obra para lograr un crecimiento económico sustentable.

El BM calcula que en la actualidad hay unas 200 millones de personas desempleadas en el mundo y otra gran proporción que trabajan de manera informal.