La Habana. Cuba advirtió este jueves que aplicará la ley con "el máximo rigor" para evitar delitos en el marco de las nuevas reformas económicas, que incluyen el despido de medio millón de empleados públicos en los próximos meses.

Según Granma, el diario del gobernante Partido Comunista, las transformaciones en marcha exigen severidad de parte de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).

"La actualización del modelo económico cubano demanda de la Policía acciones concretas que garanticen la seguridad de las familias y el orden en la sociedad", destacó el periódico en su portada.

"La Ley se aplicará con el máximo rigor y la severidad necesaria a los comisores de delitos (...)", añadió.

El presidente Raúl Castro pretende eliminar 500.000 empleos públicos en los próximos tres meses para reducir el peso del Estado y reactivar la economía.

Simultáneamente autorizó la expansión del pequeño sector privado para absorber a los trabajadores públicos que queden excedentes.

El nuevo escenario social preocupa a algunos cubanos.

"Imagínese, ante tanta escasez, hay que cuidarse y redoblar la vigilancia. Pueden aumentar los robos y las indisciplinas en la calle", dijo una vendedora ambulante de dulces y refrescos, uno de los pequeños negocios recién autorizados.

Castro ha dicho que las modificaciones económicas son inaplazables para garantizar la supervivencia del sistema socialista levantado hace medio siglo por su hermano Fidel.