La Habana. El presidente cubano Raúl Castro dijo este domingo que autorizará una mayor cantidad de pequeños negocios privados y permitirá la contratación de mano de obra, dos importantes medidas en su estrategia de hacer más eficiente la economía socialista de la isla.

Raúl Castro dijo en un discurso al Parlamento que las medidas buscan absorber parte del millón de trabajadores públicos que sobran en Cuba.

"El Consejo de Ministros acordó ampliar el ejercicio del trabajo por cuenta propia (...) eliminando varias prohibiciones vigentes para el otorgamiento de nuevas licencias y la comercialización de algunas producciones, flexibilizando la contratación de fuerza de trabajo", dijo el general de 79 años.

Los empleados por cuenta propia deberán pagar impuestos a la renta, contribuir a la seguridad social, tributar por las ventas y también para contratar empleados.

Cuba había autorizado el empleo por cuenta propia como respuesta a la severa crisis pos soviética de la década de 1990, pero muchas de aquellas licencias no fueron luego renovadas.