El gobierno de Cuba dijo este martes que trabaja para acelerar el ritmo de negociaciones con empresarios extranjeros para acercarse a la meta de US$2.000 millones de inversión anual para modernizar su economía.

La isla ha aprobado solamente proyectos por US$1.300 millones desde que se promulgó una ley para aumentar la inversión hace dos años, dijo el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, en la feria anual de comercio del país.

"Estamos por debajo de nuestras expectativas y sobre todo de nuestras necesidades por eso tenemos que seguir trabajando, dándole mayor prioridad a la inversión extranjera", dijo Malmierca en la presentación de los proyectos de este año, denominados portafolio.

"Tenemos sobre todo que trabajar por imprimir mayor velocidad a los procesos de negociación", agregó, antes de destacar que los empresarios cubanos se muestran cautos porque no tienen experiencia en el tema.

Malmierca sostuvo que el portafolio de este año incluye un total de 395 proyectos, que van desde hoteles turísticos hasta la producción de maní, lo que generaría una inversión a largo plazo de US$9.500 millones tomando en cuenta todas las oportunidades, desde los 8.200 millones del año pasado.

Cuba busca promover la inversión extranjera como parte de su intento por modernizar su economía de estilo soviético.