La Habana. Funcionarios del Gobierno de Cuba dijeron a una delegación de congresistas demócratas de Estados Unidos que este era el año para unificar las dos monedas que circulan en la isla y que han creado distorsiones en la economía, dijo este miércoles el senador Ron Wyden.

El Gobierno comunista ha estado trabajando por años en el establecimiento de un sistema monetario y cambiario que unificaría las dos monedas circulantes en Cuba desde hace más de una década.

En un discurso en diciembre ante la Asamblea Nacional, el presidente Raúl Castro dijo que la reforma monetaria "nos ha tomado demasiado tiempo y no puede dilatarse más su solución", aunque no mencionó una fecha para su realización.

Cuba utiliza el peso (CUP), moneda en la cual se paga la mayoría de los salarios y en la que se venden los productos locales, y el peso convertible (CUC), usado en el sector de turismo, comercio internacional y en algunas tiendas con productos importados.

"Hablamos bastante sobre la importancia de unificar la moneda cubana", dijo Wyden en una conferencia de prensa.

"Funcionarios cubanos repetidamente dijeron que este era el año para hacerlo, para unificar la moneda", señaló en La Habana, a donde llegó el sábado como parte de una delegación de congresistas demócratas estadounidenses, que criticó el retroceso en las relaciones emprendida por el mandatario estadounidense, Donald Trump.

Castro había recibido el martes a la delegación bicameral estadounidense.