La Habana, Xinhua. El 87% de los trabajadores cubanos por cuenta propia -que ya suman cerca de 400.000- está sindicalizado, indica el semanario oficial "Trabajadores".

En una valoración sobre la actualización del modelo socialista cubano que impulsa el gobierno de Raúl Castro, la fuente señaló que al cierre de julio ejercían el trabajo de forma autónoma 397.167 nacionales, unos 1.500 más que el mes anterior, mientras 3,1 millones de trabajadores están vinculados a entidades estatales.

El 65% de los "cuentapropistas" reside en las provincias de La Habana, Matanzas, Holguín, Villa Clara, Camagüey y Santiago de Cuba.

Los sectores donde más abunda esta fuerza laboral son la elaboración y venta de alimentos (14%), el transporte de carga y pasajeros (11%) y el arrendamiento de viviendas (5%), indica la publicación.

El semanario añadió que entre los empleados por cuenta propia, 272.941 disfrutan del régimen especial de seguridad social y el 87% se encuentra sindicalizado, incluyendo los empleados estatales que "de manera paralela realizan alguna actividad particular".

Desde hace un mes y medio se comenzaron a constituir en el país secciones sindicales integradas exclusivamente por este tipo de trabajadores.

Trabajadores informó asimismo que entre enero y julio últimos, los cubanos tuvieron acceso a 72.199 créditos -otra de las reformas implementadas- por un valor de 500 millones de pesos, según datos del Banco Central de Cuba.

La venta directa de materiales para la construcción a precios sin subsidios, uno de los principales destinos de esos préstamos, sumó 1.126,8 millones de pesos (unos US$47 millones).

Esa cifra representa el 73,6% de lo planificado para el período, cifra superior a la de 2011, cuando en todo el año se llegó solo al 50% de lo planificado.

Como parte de las transformaciones fomentadas por el gobierno cubano, también fueron firmados 418 contratos entre las cooperativas agrarias y los centros turísticos, para el abastecimiento directo de productos del campo a hoteles y restaurantes.

Los intercambios generales en esa área fueron valorado en 3,9 millones de pesos (US$162.000), un resultado considerado "discreto" por el semanario.

Trabajadores mencionó además la creación experimental de unas 200 cooperativas para actividades no agropecuarias, como "forma preferente" dentro de la gestión no estatal, algunas de las cuales deben comenzar a operar antes de fin de año.

Destacó además la realización, el año próximo, de "experimentos en organizaciones empresariales seleccionadas" con vistas a "crear un nuevo sistema de relaciones entre entidades y niveles superiores de dirección".

El desarrollo del trabajo no estatal en Cuba es uno de los puntos clave de la modernización económica a que aspira la isla en aras de eliminar o aliviar sus dificultades económicas, agravadas por el bloqueo de Estados Unidos