La Habana. Cuba exoneró de impuestos para el 2011 a emprendedores que contraten empleados y rebajó o suspendió cuotas para labores privadas como alquileres, dijo este viernes un medio local, en medidas enmarcadas en las reformas emprendidas por el Gobierno comunista.

Dentro de los esfuerzos por salvar el socialismo instalado hace medio siglo en Cuba, un reciente congreso del gobernante Partido Comunista respaldó más de 300 reformas propuestas por el presidente Raúl Castro, entre ellas la expansión de la iniciativa privada y un recorte en el sector público.

"Dentro de las decisiones del Consejo de Ministros está la de extender la autorización para utilizar trabajadores contratados a todas las actividades", dijo el periódico estatal Granma, el diario del Partido Comunista que ha ido revelando progresivamente las medidas aprobadas en abril.

"Quienes contraten entre una y cinco personas serán exonerados durante el año 2011 del pago del impuesto por la utilización de fuerza de trabajo", agregó.

Granma dijo que el gobierno también decidió reducir durante el 2011 las cuotas impositivas para algunas de las formas de trabajo por cuenta propia, entre ellas el alquiler de habitaciones y viviendas y algunos servicios de transporte como "carretoneros" y "arrieros" vinculados al sector estatal.

Cuba tenía 314.538 empleados en el sector privado hasta mediados de mayo. Antes de las reformas, había 143.000 trabajadores por cuenta propia que aportaban un 1% de la recaudación tributaria total, según cifras oficiales.

El gobierno comunista autorizó por primera vez el trabajo privado en 1993, después de que la caída de la Unión Soviética hundió a la economía de la isla en una crisis, pero estaba severamente restringido hasta el año pasado.

Granma dijo que el gobierno también decidió reducir durante el 2011 las cuotas impositivas para algunas de las formas de trabajo por cuenta propia, entre ellas el alquiler de habitaciones y viviendas y algunos servicios de transporte como "carretoneros" y "arrieros" vinculados al sector estatal.

Las nuevas regulaciones incluyen la suspensión temporal del pago de impuestos en un máximo de seis meses para el transporte automotor y alquiler de viviendas y espacios en caso de reparaciones de los inmuebles y vehículos.

También amplió de 20 a 50 la cifra de sillas permitidas en los restaurantes privados, uno de los negocios más florecientes en los últimos siete meses.

El gobierno además extendió el plazo para el pago a la contribución a la Seguridad Social y eliminó su carácter obligatorio para las personas de la tercera edad, precisó Granma.

Rectificando en la marcha. La recaudación de impuestos es clave para el Gobierno, que lo percibe como una fuente adicional de ingresos a su frágil economía.

Algunos cubanos consultados por Reuters que han intentado obtener permisos para trabajar por cuenta propia en el pasado se muestran a menudo preocupados porque el exceso de regulaciones o los impuestos frenen sus negocios.

Pero el Gobierno ha dicho que tiene como premisa ir "rectificando" en la marcha el proceso de las reformas y el diario Granma dijo que entre mayo y julio Cuba adoptará nuevas medidas para facilitar el trabajo por cuenta propia.

El congreso del Partido Comunista dio luz verde en abril a las medidas, incluyendo la expansión del sector privado, el recorte gradual de más de un millón de empleos estatales y mayor autonomía a las empresas estatales, en un intento por revertir décadas de ineficiencia y mala administración.

Raúl Castro reemplazó en la presidencia de Cuba a su hermano Fidel en el 2008 y desde entonces prometió cambios económicos.

Medios locales informaron a mediados de mayo que una reunión del Consejo de Ministros criticó fallas y quejas de la población en cuanto a la implementación de las medidas, pero ofreció entonces pocos detalles.