La Habana. Cuba llegó a un acuerdo con la empresa Western Union donde establece que los habitantes de la isla no deberán pagar el 10% adicional para recibir pesos convertibles.

La medida, que le garantizará a La Habana el ingreos directo de dólares a los fondos del Estado, se está aplicando hace unos días generando un aumento de transacciones en el país.

Según informó Infobae, el gobierno cubano perderá el 10% adicional que se cancelaba antes, cerca de US$100 millones, pero recibirá todos los dólares enviados, US$1.000 millones, directamente de Western Union y entregará a cambio moneda nacional convertible.

"Este es un gran paso que beneficiará a los cubanos que viven en la Isla, que ya no tendrán que hacer ningún tipo de conversión para recibir su dinero. De igual forma esta medida agilizará los trámites para el pago de las remesas'", dijo a Victoria López Negrete, vicepresidente de Productos para Estados Unidos de Western Union.