Si bien los datos del Instituto Nacional de Estadísticas de Venezuela señalan que el nuevo salario mínimo (Bs.F 1.223,89) será más que suficiente para cubrir la canasta normativa alimentaria (que en marzo se ubicó en Bs.F 1.155), otras estimaciones dicen lo contrario.

Según el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas), al cierre de abril la canasta alimentaria familiar superó los Bs.F 2.400, un alza de 4,9% respecto a la inversión que una familia de cinco miembros debía hacer en marzo pasado, y 44% por encima de su precio en abril de 2009.

El estudio del Cendas (que mide los precios reales de mercado de los alimentos), señala que el nuevo aumento del salario mínimo apenas cubre 50% del costo de la canasta básica, lo que significa que tras el aumento son necesarios dos salarios mínimos para cubrir el costo de los nutrientes esenciales.

El sondeo confirma que ocho de los once rubros que integran la canasta subieron de precio: cereales y derivados 13,7%; grasas y aceites 9,5%; leche, quesos y huevos 7,3%; frutas y hortalizas 5,4%; caraotas, arvejas y lentejas, 4,2%; carnes 3,2%; raíces y tubérculos 3,1%; pescados y mariscos 0,3%.