El establecimiento de zonas especiales de desarrollo y los acuerdos público-privados son parte del estimulante que necesita Centroamérica para mejorar su crecimiento económico.

Así lo planteó el Consejo Empresarial de América Latina (CEAL) en su junta ampliada que comenzó este jueves por la tarde en un hotel de la bahía de Tela, ubicada al norte de Honduras.

Los presidentes y coordinadores de capítulos nacionales de la CEAL, procedentes de 19 países, se congregaron ayer en una reunión privada para discutir el aporte del empresariado en el desarrollo, la integración regional, educación, así como nuevas estrategias para el estímulo de las inversiones.

Camilo Atala, presidente del capítulo Honduras de CEAL, país anfitrión del evento, expresó que durante la junta ampliada de la institución, que se extenderá hasta el sábado, se pretende conocer experiencias exitosas.

“Lo importante es intercambiar qué experiencias se pueden aprender, reunimos a 120 empresarios de varios países para saber, por un lado, qué funciona y cómo funciona; y por otro, qué no funciona”, explicó Atala.

“Reunirse con los presidentes, hablar sobre los esquemas de desarrollo siempre es positivo para los empresarios de la región”, dijo por su lado Fredy Nasser, presidente de Grupo Terra.

Este viernes, CEAL celebrará una serie de exposiciones y diálogo sobre diferentes temas. Uno de los más relevantes será la experiencia de Centroamérica con las zonas especiales de inversión.

El tema lo discutirá Ricardo Martinelli, presidente de Panamá, junto a su homólogo de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Panamá cuenta con la figura de Área Económica Especial, mientras que Honduras ha hecho lo propio con las Zonas de Empleo y Desarrollo (ZEDE), aprobadas en 2013, y una de las cartas que pretende impulsar su nuevo mandatario.

Según el Consejo, el establecimiento de este tipo de áreas puede fortalecer al istmo y volverlo más competitivo ante la presión de los agresivos exportadores de Asia.

Los asocios público-privados también son una herramienta por profundizar en el encuentro. Sin ir tan lejos, el complejo turístico Indura Beach & Golf Resort, en el que se celebra CEAL, es una muestra, ejemplificó Atala.

El proyecto se edificó con una inversión de US$100 millones. La empresa privada participa con el 51 % de la propiedad, mientras que el Estado tiene el 49%. El hotel abrirá sus puertas al público el próximo 11 de abril. “Dentro de ese 49%, el 7% es de las comunidades garífunas de la zona”, detalló Atala. La etnia garífuna es una de las más representativas de la costa atlántica hondureña.

Las apuestas

La edición 2014 de la junta ampliada de CEAL se denomina “Desarrollo con equidad: La base de la paz social”. Uno de los conferencistas principales de hoy será el expresidente del gobierno de España José María Aznar, quien disertará sobre el desarrollo equitativo en las relaciones entre gobierno y sector privado.

Ricardo Maduro, expresidente de Honduras, expuso que se trata de una oportunidad para acercar posiciones entre los Estados y la empresa privada.

El ex mandatario ve como señal positiva que el tema de equidad se esté abriendo espacio como uno de los componentes centrales del diálogo por parte del rubro empresarial.