Pasar al contenido principal
Darán incentivos a comercios uruguayos para masificar el uso de tarjetas
Sábado, Diciembre 24, 2011 - 14:12

A más tardar el 1 de marzo próximo comenzarán a regir una serie de rebajas, de varios puntos porcentuales, en las tasas que cobran las tarjetas de crédito y débito a los comercios.

Uruguay. El Ministerio de Economía anunció que a comienzos de 2012 –a más tardar el 1 de marzo próximo, según supo El Observador– comenzarán a regir una serie de rebajas, de varios puntos porcentuales, en las tasas que cobran las tarjetas de crédito y débito a los comercios.

También se pondrá en marcha una reducción de la retención del IVA a los pequeños comercios y habrá una serie de incentivos tributarios a las inversiones en POS (equipo lector de las tarjetas) a los efectos de masificar su uso.

Actualmente, hay en el país 15.000 POS y unas 10.000 cajas registradoras inteligentes con capacidad para aceptar tarjetas.

El objetivo oficial “es duplicar” esos números en el corto plazo y para ello se lanzó un plan promocional para que los comercios instalen POS. A esos comercios las tarjetas le cobrarán un máximo de 4% en todos los rubros durante dos años, cuando hoy cobran hasta 7%.

El ministro de Economía, Fernando Lorenzo, llegó ayer de tarde a la sede del Centro de Almaceneros, Minoristas, Baristas y Afines del Uruguay (Cambadu), donde lo esperaban los principales referentes de la banca privada, además de integrantes del equipo económico.

En su presentación destacó “el compromiso del gobierno” para acercar a más sectores de la sociedad a las herramientas financieras y por otro lado, mencionó varias veces “el aporte” de los emisores que apostaron al éxito del proyecto.

Fuentes de Economía reconocieron a El Observador que “al comienzo del proceso hubo muchas diferencias con los sellos que emiten las tarjetas”.

Un bancario comentó ayer a El Observador “que el gran esfuerzo lo hacen los emisores, no el comercio, que resignan fuertes ganancias”, al menos hasta que el sistema se masifique. 

Rebajas. Una vez en marcha el nuevo sistema, el arancel máximo cobrado a los comercios por las tarjetas de débito pasará del 7% actual a 2,5%.

Con ese incentivo las autoridades buscan una mayor utilización de esas tarjetas en un país donde 95% de las transacciones electrónicas se hacen con tarjetas de crédito. 

Este miércoles en el Parlamento Lorenzo dijo que “no está en la lógica de ninguna de las propuestas presentadas extender la exposición a riesgo de crédito de nadie”, según la versión taquigráfica.

Por otro lado, el arancel máximo que pagarán los comercios del rubro alimentación por el uso de tarjetas de crédito pasará de 7% hasta 4%.

En los restantes rubros, el arancel máximo será 4,5% cuando se trate de pagos al contado y 4,9% para los planes de cuotas.

A su vez, para “enfrentar discriminaciones no deseadas entre comercios” se acordó que la brecha máxima de aranceles será de dos puntos porcentuales para las tarjetas de crédito en la modalidad contado, y 2,4% cuando se pague en cuotas.

En el rubro alimentación, la diferencia de aranceles entre las grandes cadenas y los pequeños almacenes será 1,5 puntos porcentuales.

Economía y los bancos también acordaron reducir las tasas en la medida que aumente el número de usuarios.  Se estima llegar a tasas de 1,5% en las tarjetas de débito, 3,5% en tarjetas de crédito, modalidad contado y 4,7% para planes de cuotas.

Por otro lado, Lorenzo espera que antes de fin de año el Parlamento apruebe la ley que reducirá dos puntos de IVA a las compras con tarjetas y eliminará ese impuesto a los poseedores de tarjetas del Ministerio de Desarrollo Social.

Analistas elevaron expectativas de PBI. Los expertos consultados en diciembre por el Banco Central (BCU), corrigieron al alza las expectativas de crecimiento para este y el próximo año, a raíz de la sorpresiva expansión que mostró la economía local en el tercer trimestre.

Para 2011, el crecimiento esperado por los expertos pasó de 5,7% a 6,3%, mientras que para el próximo año el ajuste fue de 4,1% a 4,5%. Durante el tercer trimestre, el PBI aumentó 2,3%.

Autores

OBSERVA.COM