Saladeinversion.com A menos de dos semanas que se produzca la entrega de los resultados empresariales en Wall Street, el mercado podría esperar que los datos del tercer trimestre presentarán más de alguna sorpresa.

Las ganancias se mantienen en positivo frente a una contracción del 2%. De las 116 compañías que rindieron sus cuentas desde el 9 de octubre pasado, 80 excedieron las expectativas y 33 no llegaron.

Aún más prometedor es que los beneficios de los grandes bancos, el foco de atención reciente del mercado, superaron las expectativas en casos tan dudosos como JP Morgan Chase o Citigroup, alimentando la esperanza de que el resto de las empresas del S&P 500 mostrarán un comportamiento similar.

Habrá que esperar más tiempo para comprobar los 163 reportes que verán la luz en las próximas cinco jornadas y entre los que destacan varios protagonistas del Dow Jones como la empresa de maquinaria agrícola Caterpillar, la química Dupont, las industriales 3M y United Technologies, la aeronáutica Boeing, la líder mundial de los productos de consumo Procter & Gamble y AT&T, la mayor telefónica de los Estados Unidos.

En cuanto al sector farmacéutico, se esperan las cuentas de Merck, Eli Lilly y Bristol Myers, mientras que en el sector automotriz ocuparán un lugar destacado las cuentas de Ford. En el universo de internet se espera el reporte de la red social Facebook, las del buscador Yahoo! y las del minorista Amazon.com.

Pero, la estrella del firmamento tecnológico será Apple, en cuyas cuentas incorporará parte de los 5 millones de iPhone 5 vendidos en los tres primeros días de su lanzamiento, ocurrido el 21 de septiembre último. Según los expertos, la empresa de la manzana obtendrá beneficios de US$8,94 por acción.

La agenda macroeconómica estará encabezada por la reunión del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal que hará público su veredicto sobre las tasas de interés el miércoles, aunque el consenso en Wall Street no anticipa cambios en cuanto a la dirección de la política monetaria.

Además de los comentarios de Bernanke se evaluará con lupa el Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre que, de acuerdo al sorprendente repunte de las ventas al por menor en septiembre, podría crecer hasta 2% gracias al mayor gasto de consumo.

Por su parte, el mercado inmobiliario estará al tanto de las ventas de nuevas viviendas que posiblemente repunten 2,1% a 381.000 unidades en septiembre, impulsadas por una mayor actividad hipotecaria y mejoras en el mercado laboral; junto con las ventas pendientes de viviendas, con un crecimiento estimado de 1,9%.

A través de los pedidos de bienes duraderos se comprobará si parte de las inyecciones de liquidez bombeadas a través de los programas relajación cuantitativa están fluyendo hacia la economía real. Cabe señalar que los bienes manufacturados para durar al menos tres años se desplomaron en agosto de forma alarmante (-13,2%), hasta el punto de llevar a pensar en una nueva recesión.

Tanto la recuperación de la demanda de transportes -la partida más castigada en el reporte anterior- como metales, maquinaria y ordenadores podrían dar lugar a un repunte de 1,9% en dicho indicador.