Londres. El euro subía por segundo día consecutivo este martes, impulsado por datos de crecimiento de Francia y Alemania mejores que los previstos, pero las ganancias podrían ser limitadas por las preocupaciones de que la zona euro amplia se encuentra en una profunda desaceleración.

Las expectativas de que el Banco Central Europeo intervendrá el próximo mes para bajar los costos de endeudamiento de países periféricos como España e Italia ha prestado apoyo al euro en las últimas semanas.

El euro subía un 0,4% a US$1,2380, alejándose del mínimo del lunes en torno a US$1,2262, y de vuelta hacia el máximo de la semana pasada de US$1,2444 que tocó en la plataforma electrónica EBS.