La calificadora de riesgo DBRS mejoró la perspectiva de la deuda uruguaya y, de “consolidarse la disciplina fiscal” y la “trayectoria a la baja de los niveles de endeudamiento”, espera acercar un peldaño la nota de los bonos uruguayos entre los próximos seis y 12 meses, el último paso antes del grado inversor.

La agencia canadiense mantuvo en BB la nota uruguaya y corrigió su perspectiva al alza, de estable a positiva. Según señaló en un comunicado difundido en la mañana de este lunes, “el cambio fue sustentado en una clara mejora en el perfil de la deuda y las fuertes perspectivas de mediano plazo para el crecimiento económico”.

De concretarse el aumento de la calificación a BB+, DBRS sería la primera de las grandes agencias en acercar a la economía uruguaya a un único escalón del grado inversor.