La ministra de Industria de Argentina, Débora Giorgi, realizó este miércoles una nueva defensa del modelo económico social, al asegurar que no es posible tener un país donde los ciudadanos puedan consumir si no tienen empleo y un salario digno.

“Se acabó el verso del país de felices consumidores con empresas que cierran”, dijo Giorgi en la localidad bonaerense de Moreno, ante más de un centenar de empresarios que le presentaron los avances de los siete parques industriales (seis privados y uno público) que se están desarrollando en ese partido.

El Ministerio de Industria, a través de un comunicado, informó que estos parques ya tienen unas 100 empresas (en distintas etapas de instalación) que significarán inversiones por US$100 millones y aproximadamente 5.000 nuevos puestos de trabajo.

Giorgi dijo que “si volvemos a tener planchas importadas de US$5 en Argentina, seguramente las veríamos solo por las vidrieras y no las podríamos comprar, ya que no tendríamos trabajo”.

La ministra afirmó que “a partir de 2003 recuperamos la identidad nacional y el orgullo de tener una industria que puede competir a nivel mundial y sustituir importaciones con productos de primera calidad y con trabajo argentino”.

Giorgi recorrió el parque Industrial “La Reja” en el partido de Moreno, junto al intendente local, Andrés Arregui, al diputado nacional y candidato a intendente de esa localidad, Mariano West, y la secretaria nacional de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar, Carla Campos Bilbao, y representantes de cámaras empresarias, de la Universidad de Moreno, de sindicatos, empresarios y jóvenes emprendedores, entre otros.