Bogotá. Un decepcionante dato de inflación de abril en Colombia llevaría al Banco Central a poner fin a su ciclo de recorte de tasa para asegurar que los precios terminen este año dentro de su meta, dijeron este lunes analistas.

El Gobierno informó el fin de semana que los precios al consumidor aumentaron un 0,46% en abril, más que el 0,28% previsto por el mercado en un sondeo de Reuters, lo que colocó el indicador anual en un 3,13%, aún por encima de la meta puntual del Banco Central, de un 3%.

La inflación de abril contrastó con la de marzo, cuando sorprendió a la baja y llevó a la autoridad monetaria a recortar su tasa de interés de referencia en 25 puntos base en su reunión de abril a un 4,25%, su nivel más bajo de los últimos cuatro años, en busca de impulsar el crecimiento económico.

"Con la próxima decisión de política (monetaria) en junio, una desaceleración en la convergencia, incluso si la razón principal es los precios de los alimentos, debería generar cautela por parte del Banco Central", dijo el Citi en un informe.

Como reacción al dato de inflación, los títulos de deuda pública doméstica TES bajaban en el mercado secundario para un ofrecer un rendimiento de un 5,98%, frente al cierre de este viernes de un 5,955%.

"El 4,25% bien podría ser el nivel terminal del actual ciclo de política monetaria con base en la información disponible", sostuvo el Banco de Bogotá.

El banco central ha reducido la tasa en 350 puntos básicos desde que inició el actual ciclo de relajamiento monetario en diciembre del 2016.