Un tire y afloje entre el gobierno y los congresistas de las diferentes vertientes políticas permitió llegar a un acuerdo en la carta modificatoria dentro del presupuesto de inversión para 2011, elevando esta cantidad a más de $3,1 billones (US$1.700 millones)

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, había anunciado una redistribución presupuestal para darle combustible a las cinco áreas del gobierno del presidente Juan Manuel Santos por apenas $2 billones (US$1.100 millones). Sin embargo, la presión de los parlamentarios hizo que este monto se elevará a más de $3,1 billones (US$1.700 millones)

De acuerdo con la carta modificatoria que se proponen a aprobar las comisiones económicas del Congreso, el sector vivienda dispondrá de unos recursos superiores a los $400 mil millones; Agro por $450 mil millones; Defensa $100 mil millones; y Minas $360 mil millones.

Para infraestructura, donde se presentó el mayor número de peticiones de los congresistas, el gobierno decidió aumentar el presupuesto a $720 mil millones.

En este contexto la carta modificatoria indica que Educación tendrá $265 mil millones; Justicia alrededor de $260 mil millones; y Salud $44 mil millones.

Sorprende los recursos destinados para acción social que dispondrá de $490 mil millones, aclarando que en este rubro se encuentran los recursos destinados de vías para la paz.

El presupuesto para 2011 está aforado en $147,3 billones (US$81.300 millones).