Pekín. China registró su primer déficit comercial mensual en seis años, pero un funcionario de aduanas dijo que la caída fue un problema pasajero y economistas dudan de que se vaya a interponer en el camino de una pronta alza del yuan.

El déficit de US47.240 millones en marzo, la primera vez que la balanza comercial ha estado en rojo desde abril de 2004, principalmente refleja las grandes importaciones de crudo, materias primas y vehículos, dijo este sábado la Administración General de Aduanas.

El nivel tanto de exportaciones e importaciones fue mayor al de marzo de 2008, antes de que la crisis de crédito mundial alcanzara su clímax.

Los líderes de China han dicho que quieren estar seguros de que las exportaciones han tenido una recuperación importante antes de retirar las políticas contra la crisis, incluida la congelación de la tasa de intercambio del yuan ante el dólar, impuesta en julio de 2008.

"El déficit comercial posiblemente será citado como evidencia de que los flujos comerciales se están ajustando a pesar de la falta de cambio en la moneda, pero no creemos que será suficiente para desbaratar el cambio a un yuan más fuerte en los próximos meses", dijo Brian Jackson, economista del Royal Bank de Canadá, en una nota en el Foro Boao para Asia.

Henry Paulson, ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, dijo en la conferencia que se realiza en la isla de Hainan, al sur de China, que es del interés de China tener una tasa de intercambio más flexible para bajar la inflación y ayudar a cambiar el crecimiento hacia el consumo interno y alejarlo de las exportaciones.

"Uno tiene que reconocer que en Estados Unidos es un símbolo del compromiso de China de continuar con las reformas. Mi mensaje a mis amigos chinos es que esto es algo que debe ser tomado y manejado con seriedad para que siga habiendo progresos", afirmó.

El sucesor de Paulson, Timothy Geithner, realizó una rápida visita a Pekín este jueves en su viaje de retorno a la India, lo que motivó especulaciones sobre que la reanudación del alza del yuan podría ocurrir pronto.

Gao Yi, un economista de Orient Securities en Shanghái, dijo que el déficit comercial de marzo podría servir como otra excusa para que Pekín retrase el alza del yuan, pero afirmó que China posiblemente permitiría que la moneda comenzara a apreciarse este trimestre o el próximo.

Zheng Yuesheng, jefe de estadísticas de la agencia de aduanas, dijo que China posiblemente seguirá siendo un país con superávit en el largo plazo. El déficit de marzo fue un problema pasajero, dijo a la televisión estatal.