Excelsior.com.mx El saldo deficitario de la balanza comcercial de México se amplió en 12% a US$3.195 millones de años en enero, dijo esta mañana el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En el mismo mes del año pasado, el saldo fue de un déficit por US$2.854 millones.

La ampliación del déficit fue producto de una caída anual de 1% en las exportaciones y un crecimiento de 0,3% en las importaciones. Ambos datos son reflejo de un débil inicio de año para la economía mexicana.

La principal caída en las exportaciones se dio en el rubro de petroleras con una baja anual de 15,8%. En tanto, las exportaciones no petroleras avanzaron 2%; a su interior, las actividades extractivas fueron las que mejor desempeño tuvieron al crecer 25,3%.

El ligero incremento de las importaciones fue apoyado por los bienes intermedios, los cuales avanzaron 0,8%. Sin embargo, un retroceso de 1,4% en bienes de consumo no petroleros reflejan la debilidad de la economía mexicana.

Las importaciones petroleras cayeron 6,4% en comparación anual, mientras que los bienes de capital retrocedieron 3,4%.

Con cifras desestacionalizadas, que permiten hacer una comparación mensual, las exportaciones mostraron una baja en todos sus componentes respecto a diciembre. En tanto, los importaciones mostraron un incremento mensual, salvo por los bienes de capital, aunque como se mencionó, los niveles anuales permanecen bajos.