Montevideo. El déficit comercial de Uruguay aumentó a US$137,4 millones en septiembre, desde US$94,8 millones de igual mes de 2011, debido a un fuerte crecimiento de las importaciones de petróleo, informó este lunes el Banco Central.

Las exportaciones crecieron un 7,2% a US$798,1 millones en septiembre, en la comparación interanual, pero no alcanzaron a compensar un aumento de las importaciones de un 11,4% a US$935,5 millones.

La compra de productos intermedios como petróleo e insumos industriales aumentó a US$618,8 millones en el noveno mes del año, un 22,3% más que en el mismo lapso del 2011.

Las importaciones de petróleo y destilados sumaron US$239 millones, tres veces más que en septiembre del año anterior, mientras que la compra de suministros industriales se redujo levemente, un 4,1% a US$371,3 millones.

Las exportaciones de productos agrícolas, entre los que se incluye la soja, crecieron en el mes un 58,3% a US$294 millones, al tiempo que la venta de animales o productos derivados se redujo un 6,8% en el mes a US$237,6 millones.

Los principales destinos para los productos uruguayos fueron Brasil, con US$182,6 millones; la Unión Europea, con US$94,4 millones y Venezuela, con US$52,5 millones.

Pese al retroceso en el septiembre, en los primeros nueve meses de este año el déficit comercial fue de US$1.438 millones, menor a los US$1.614 millones que en el mismo período del año anterior.

Las exportaciones en lo que va del año hasta septiembre acumulan US$6.692 millones, un 12% más que en igual período del 2011, mientras que las importaciones han crecido un 7,1% a US$8.130 millones.

Uruguay es una pequeña economía sudamericana cuyos principales rubros son el turismo y la exportación de carne y productos agrícolas. En 2011, el déficit comercial de bienes fue de US$2,184 millones.