Brasilia. Brasil tuvo un déficit de cuenta corriente de US$6.265 millones en noviembre, que superó la mediana de las previsiones de 19 analistas consultados por Reuters de un déficit de US$6.000 millones.

La autoridad monetaria había informado el mes pasado que el déficit de cuenta corriente de Brasil en octubre fue de US$5.431 millones.

El resultado -una medida amplia de las transacciones extranjeras de un país- había llegado a US$6.640 millones en noviembre del año pasado.

La inversión extranjera directa en la mayor economía de América Latina fue de US$4.587 millones en noviembre. La cifra fue inferior a los US$7.730 millones de octubre, pero superó los US$3.000 millones que se anticipaban.

Hasta ahora, el fuerte flujo de inversión extranjera que ingresó a Brasil, a pesar a la debilidad de la economía global, ha ayudado a cubrir el déficit de cuenta corriente de país este año.

En noviembre, Brasil reportó un inesperado déficit comercial de US$186 millones. Las exportaciones se frenaron más rápidamente que las importaciones aun con una depreciación cercana al 11% en el real frente al dólar en el año a la fecha.

También el martes, el Banco Central publicó sus previsiones para la balanza de pagos de Brasil del 2012 y 2013. La autoridad espera que el déficit de las transacciones del país con el extranjero se amplíe el próximo año a US$65.000 millones, igualando la inversión extranjera directa esperada para el período.

Las siguientes son las previsiones del Banco Central para la balanza de pagos en 2012 y 2013.