EE.UU. El déficit de cuenta corriente de Estados Unidos saltó a su mayor nivel desde el 2008 en el segundo trimestre, en medio de un declive de los ingresos primario y secundario.

El Departamento del Comercio dijo este martes que el déficit de cuenta corriente, que mide el flujo de bienes, servicios e inversiones que salen y entran del país, se incrementó a US$123.100 millones, frente al saldo negativo revisado a la baja de US$113.500 millones en el primer trimestre.

Se trata de la mayor brecha desde el cuarto trimestre del 2008.

Economistas encuestados por Reuters habían previsto que el déficit de cuenta corriente caería a US$115.100 millones desde un saldo negativo de US$116.800 millones, reportado previamente.

El déficit de cuenta corriente reportado el martes representó un 2,6% del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos, la mayor proporción desde el primer trimestre del 2016 y por encima del 2,4% del primer periodo de este año.