El déficit de cuenta corriente en Estados Unidos se incrementó más de lo previsto en octubre y tocó un máximo de nueve meses porque los precios más altos del crudo ayudaron a impulsar la cifra de las importaciones, sugiriendo que el comercio podría lastrar el crecimiento en el cuarto trimestre.

El Departamento de Comercio dijo el martes que el déficit comercial se amplió un 8,6%, a US$48.700 millones. 

La cifra es la más alta desde enero y sigue a una revisión al alza del déficit de septiembre a US$44.900 millones.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el déficit comercial se acrecentara a US$47.500 millones en octubre tras el saldo negativo de US$43.500 millones reportado inicialmente para el mes previo.