México DF. El déficit de cuenta corriente de México se amplió a US$6.490 millones en el cuarto trimestre del 2012, dijo este lunes el banco central, una cifra muy superior a la de los tres meses previos debido principalmente a pagos de intereses de deuda y dividendos.

Durante todo el año pasado México registró un déficit acumulado en su cuenta corriente de US$9.249 millones, equivalente al 0,8% del Producto Interno Bruto (PIB), dijo el Banco de México.

Las cifras de la balanza de pagos trimestral, que dan un panorama de los negocios de México con el exterior, arrojaron que las importaciones durante el periodo nuevamente superaron a las exportaciones.

El aumento en el déficit en la cuenta corriente, desde el de US$941 millones del trimestre previo, fue impulsado por un saldo deficitario de US$6.030 millones en la sección de cuentas para el pago de intereses de la deuda externa del país, salarios a empleados en el exterior y dividendos.

El economista de UBS Rafael de la Fuente dijo que la cifra refleja probablemente pagos de deuda en divisas extranjeras, dado que los de dividendos en su mayoría fueron reinvertidos, y la inversión extranjera directa fue negativa en el trimestre.

No obstante, las inversiones extranjeras en los mercados mexicanos de acciones y bonos el año pasado ascendieron a un récord de US$80.000 millones, casi cinco veces más que en Brasil, mostraron cifras del banco central.

El portafolio de inversiones extranjeras se duplicó en 2012 frente al año anterior por el optimismo acerca de las reformas económicas anunciadas por el nuevo Gobierno mexicano y un crecimiento que casi duplicó al de Brasil, la mayor economía de América Latina, según analistas.

La inversión en activos de los sectores público y privado se elevó en el cuarto trimestre a niveles no vistos para el periodo desde 1995, cuando se comenzó a registrar la serie.

"Lo que ves ahí es que tenemos más dinero entrando en acciones en el cuarto trimestre, una gran alza después de las elecciones", dijo De la Fuente.

Los flujos a los mercados accionarios y deuda corporativa totalizaron US$5.611 millones en el cuarto trimestre, frente a los US$1.211 millones del trimestre previo. Para todo el año, la cifra fue de US$10.035 millones.

El portafolio total de inversión se aceleró ligeramente a US$23.530 millones en el trimestre, con flujos hacia los bonos denominados en pesos de más de US$14.000 millones y ayudando al portafolio total a llegar a los US$80.230 millones en el año.

Los flujos netos extranjeros en Brasil fueron de US$16.530 millones en el 2012, por debajo de los US$67.800 millones que registró hace dos años, justo antes de que el Gobierno fijara estrictos límites a la entrada de dinero como una medida para frenar una apreciación de su moneda.

Pero Brasil atrae mucho más inversión directa hacia activos como fábricas e infraestructura y en el 2012 registró US$65.270 millones de Inversión Extranjera Directa (IED), comparado con los US$12.660 millones captados por México en el año que fueron alrededor de la mitad de los niveles del 2011.

La IED en México cayó en US$909 millones en el cuarto trimestre del 2012, el primer descenso desde al menos 1995.

Sin embargo, el banco central dijo que el resultado se debió a los US$4.000 millones de una oferta pública de acciones de la filial en México del banco español Santander y a una reclasificación de los portafolios de los fondos de inversión extranjera directa a portafolio de inversión.

Esto "no implicó un retiro elevado de recursos de la economía", dijo el banco central que añadió que, sin contar con esa transacción, la IED habría alcanzado los US$3.197 millones entre octubre y diciembre y US$16.765 millones en el año.