Brasilia. El déficit de cuenta corriente de Brasil se redujo en agosto a US$2.860 millones respecto de los US$4.500 millones de julio gracias a un aumento estacional en las exportaciones, informó este martes el Banco Central de Brasil.

Sin embargo, el déficit de cuenta corriente a 12 meses se incrementó de US$43.760 millones en julio, o un 2,24% del PIB, a US$45.820 millones en agosto, equivalente a un 2,32% del PIB.

Brasil acumuló un superávit comercial en agosto de US$2.440 millones gracias a un aumento estacional de las exportaciones de bienes básicos debido a la cosecha de granos y oleaginosas. El superávit comercial de julio ascendió a US$1.360 millones.

En tanto, las remesas de dividendos y ganancias de empresas multinacionales aumentaron en agosto a US$2.510 millones frente a los US$1.800 millones de julio.

Por su parte, la inversión extranjera directa llegó a US$2.430 millones, levemente por debajo de los US$2.640 millones de julio. La inversión extranjera directa a 12 meses a agosto fue de US$27.220 millones, una moderada alza respecto de los US$26.700 millones del año móvil a julio.

Este martes, el banco central proyectó un déficit de cuenta corriente para 2010 de US$49.000 millones, el que subiría a US$60.000 millones en 2011. El déficit de cuenta corriente de 2009 fue de sólo US$24.300 millones.

El banco informó que la cifra de inversión extranjera directa para 2010 bordearía los US$30.000 millones para subir a US$45.000 millones el próximo año. La inversión extranjera directa alcanzó los US$26.000 millones en 2009.

La autoridad monetaria señaló que la deuda externa de Brasil aumentó levemente en agosto a US$235.370 millones respecto de US$235.350 millones de julio.