El déficit en cuenta corriente de Estados Unidos cayó inesperadamente en el cuarto trimestre del 2016, alcanzando su menor nivel en más de un año, gracias a que un incremento en el superávit de ingresos primarios compensó una baja en las exportaciones liderada por la soja.

El Departamento de Comercio dijo el martes que el déficit en cuenta corriente, que mide el flujo de bienes, servicios e inversiones dentro y fuera del país, bajó un 3,1% a US$112.400 millones, la cota más baja desde el segundo trimestre de 2015.

El déficit en cuenta corriente para el tercer trimestre fue revisado al alza a US$116.000 millones desde la cifra reportada previamente de US$113.000 millones. Economistas entrevistados por Reuters esperaban que el déficit creciera a US$128.200 millones en el cuarto trimestre del 2016.

El déficit del cuarto trimestre fue equivalente a un 2,4% del producto interno bruto, una proporción menor que el 2,5% del tercer trimestre. Para todo el 2016, el déficit alcanzó US$481.200 millones, es decir un 3,9% más en comparación con el 2015.