Washington. El gobierno de Estados Unidos tuvo un déficit presupuestario de US$215.000 millones en febrero porque los ingresos cayeron y los desembolsos aumentaron, dijo este lunes el Departamento del Tesoro.

El resultado se compara con un déficit presupuestario de US$192.000 millones en el mismo mes del año pasado, según el estado del presupuesto mensual.

Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el Tesoro tendría un déficit de US$216.000 millones el mes pasado.

El déficit para el año fiscal, que comenzó en octubre, fue de US$391.000 millones, lo que se compara con un balance negativo de US$351.000 millones en el mismo período del año fiscal 2017.

Al considerar ajustes de calendario, el déficit para el año fiscal a la fecha es de US$448.000 millones, lo que se compara con un total ajustado de US$390.000 millones del año fiscal anterior.

Una combinación de reducciones de impuestos aprobadas por el gobierno de Donald Trump a fines del año pasado y un aumento del gasto público acordado a principios de febrero aumentarán el déficit presupuestario anual a US$1 billón.

Los ingresos del mes pasado totalizaron US$156.000 millones , un 9% menos que en febrero de 2017, mientras que los gastos fueron de US$371.000 millones, un aumento del 2% respecto del mismo mes del año anterior.